La técnica

ÉTIENNE DECROUX

Creador del mimo corporal dramático

Entra a los 26 años a la escuela del école du Vieux Colombier dirigida por Jacques Copeau. Es ahí donde la idea de un arte que represente el movimiento del cuerpo aparece para él por primera vez. Este descubrimiento será una revelación que dirigirá su vida entera para la posterior edificación de su arte: el mimo corporal dramático.

 

Desde 1926 hasta 1945, dirige una fructuosa carrera como actor e intérprete de numerosos roles, tanto en el teatro como en el cine, a través de las puestas en escena de Copeau, Jouvet, Dullin, Artaud, Carné… En 1940, deseoso de reformar el teatro, funda su escuela de mimo y luego su propia compañía en 1941. De esta forma, no cesa de crear ni de enseñar el fruto de sus investigaciones.

En 1946, Etienne Decroux abandona su carrera de actor para dedicarse exclusivamente al mimo. Resuelto a hacer conocida su obra, realiza una gira mundial. A través de sus investigaciones y creaciones, Étienne Decroux ha influenciado a generaciones de artistas de diversas disciplinas (teatro, danza, circo).

Es considerado el padre de la marcha “Moonwalk, la cual se hizo popularmente conocida por Michael Jackson..

Ivan Bacciocchi fue alumno y asistente de Étienne Decroux.

 

El Mimo Corporal de Étienne Decroux

Es a partir del cuerpo, sólo de él, que Étienne Decroux, va a fundar su nuevo concepto de Mimo con el fin de rediseñar el perfil y la forma del teatro del mañana. El trabajo es colosal e incluso utópico, pero que Étienne Decroux logrará con éxito a lo largo de su vida para dotar su arte de una técnica auténtica, la cual está basada en los principios fundamentales sobre la articulación corporal, el ritmo, la interpretación y los contrapesos, para lograr así, una dramaturgia corporal capaz de volver a los orígenes de la teatralidad humana más esencial. Su arte, como técnica corporal propia del teatro occidental, hace a Étienne Decroux el inspirador, a veces oculto, de una gran parte de la teatralidad gestual contemporánea. Es un momento de gran mestizaje artístico en el cual la danza, el teatro, las marionetas y el circo retornan a los fundamentos del cuerpo; la técnica desarrollada por Étienne Decroux se convierte en una ruta inevitable para el artista y para el bailarín deseoso de mejorar su potencial corporal dentro del espacio escénico.

Su escuela de movimiento es también una escuela del pensamiento, pues porta una reflexión sobre este totalmente inédito e innovador. Escapando de la anécdota, él empuja su arte hacia una universalidad donde el ser-en-movimiento expresa lo esencial del drama humano.

Estas decisiones estéticas, nunca antes estetizadas, permiten al alumno asimilar esta técnica con la libertad de elegir su propio juego corporal dentro de una teatralidad del movimiento que siempre se adecuará a su tiempo y a sus gustos artísticos.

Bibliographie:
Etienne Decroux, “Paroles sur le mime”, Gallimard, Paris 1963
Daniel Dobbels, Le silence des mimes blancs (livre multimédia), Paris, La Maison d’à Côté, 2006.
Patrick Pezin, “Étienne Decroux, Mime corporel, Les voies de l’acteur, L’Entretemps, 2003.

Como recuerdo, Ivan Bacciocchi guarda cariñosamente el libro que él le dedicó.

 

Texte de la dédicace :

Para Ivan Bacciochi :

Para el que el copiado estas líneas de La Bruyère:

“No hay nada por sutil, simple e imperceptible que sea, que no penetre las formas que nos rebelan. Un tonto no entra, ni sale, ni se sienta, ni se levanta, ni se calla, ni se pone de pie como lo hace un hombre inteligente”

Du mérite personnel,  página 125.

Billancourt, 15 de junio de 1984

De esta manera los pensadores, incluso estando sentados, piensan a veces en los que están de pie.

Etienne Decroux.

18ae53034b4fbeb5ce351005cb4c7749nnnnnnnn